Desgenitalización, primer paso saludable

 
Salud Sexual Consciente con Anadi
 

La sexualidad es un maravilloso mundo que abarca diferentes dimensiones: la física (biológica y fisiológoca), la psíquica (creencias individuales y socioculturales) y la energética (donde se une lo emocional y lo espiritual). Adentrarse en este rico universo es conocer la esencia del ser humano, aquello que puede originar la mayor separación entre personas y a la vez la mayor unión. Es la representación de la vida desde su origen y su potencial abarca tal magnitud, que es momento ya de acceder a él y expandirlo.

Somos muchos los que sentimos este impulso de aportar para traspasar las puertas que fueron cerrando el verdadero sentido de la sexualidad y su conexión divina con el Placer, con su capacidad revitalizadora de nuestro sistema, de mejorar nuestra salud de forma integral y plena, de disfrutar de relaciones más auténticas, dándose una mayor integración entre hombres y mujeres, y poder vivir así una vida más en armonía y coherencia con lo que somos y sentimos.

A lo largo de estos posts, mi intención es ir compartiendo y descubriendo todo este mundo que no nos enseñaron sobre la sexualidad, transformar esta idea limitada de sexualidad = sexo genital. Compartir toda la información que he ido descubriendo y experimentando a lo largo de estos años de exploración a distintos niveles y culturas y así poder traer mayor luz y consciencia para este momento de evolución inevitable que se nos está pidiendo vivir.

Un primer paso es saber que la Sexualidad no siempre está ligado con genitalidad. Es de vital importancia en la actualidad tener esto muy claro y no relacionar la salud sexual con practicar mucho sexo coital ya que existe todo un mundo de expresión sexual más allá de la genitalidad, un encuentro íntimo en el que mente y cuerpo se alinean y ambas energías se funden y guían entre si, desde la más sencilla y gozosa naturalidad, hacia una experiencia extática en sintonía y comunión con nuestra esencia sexual.

El estado de éxtasis es un estado mental que se alcanza cuando logramos relajar la mente y abrirnos al Sentir más absoluto. Para poder vivir esta experiencia es necesario una previa información y práctica. Relajarme al momento, suavizar el movimiento y dejarme penetrar por las sensaciones del cuerpo, son las claves para poder acceder a este espacio llamado PLACER, parte fundamental de mi estudio del que hablo a lo largo del contenido de esta web y del que escribiré con especial atención en futuros posts.

Necesitamos el tacto para vivir. Se ha comprobado en estudios que el sentido del tacto es el más importante relacionado con nuestra salud. Así pues desarrollar un tacto consciente, presente, que vaya más allá de una fricción o penetración, un tacto que contemple todo el cuerpo. Acariciar con presencia y consciencia es una auténtica meditación cuyo cultivo, como cualquier práctica consciente, conlleva su tiempo y entrega teniendo en cuenta también la experiencia vivida de cada persona y cómo se ha relacionado con el tacto a lo largo de su vida.

Sensibilizar el cuerpo y reconciliarse con el Placer, son factores que cambian la vida de esa persona, así el propósito de este acompañamiento de Salud Sexual Consciente cuya herramienta base es el MASAJE DE LIBERACIÓN Y SALUD SEXUAL de cuyos extraordinarios beneficios os hablo en extensión en su apartado.

¡Gracias y seguimos profundizando en este placentero viaje!

 

¿Te ha gustado?
Comparte este artículo en tus redes: